Tan puntual como el Universo. Así es el reloj que un grupo de físicos estadounidenses ha fabricado, tan preciso que ni en 200 millones de años se retrasaría ni un segundo. El invento incluso supera en estabilidad al empleado por el Instituto de Estándares y Tecnología del Departamento Estadounidense de Comercio (NIST), que ostentaba el récord de tiempo de precisión con 80 millones de años.

La clave de este reloj atómico, cuyo funcionamiento aparece descrito en la última edición de la revista Science, está en su péndulo, que emplea miles de átomos de estroncio suspendidos en una red de rayos láser y que es capaz de dar 430 billones de impulsos por segundo. Gracias a este mecanismo, los científicos son capaces de atrapar los átomos y medir el movimiento de la energía que hay dentro.

“Básicamente, lo que se hace es comprobar la estructura energética del átomo y ver la forma en que los electrones realizan transiciones entre una serie de niveles de energía”, explicó Jun Ye, del Joint Institute for Laboratory Astrophysics(JILA), en Colorado, que ha dirigido la investigación. “Es tan estable como la escala de tiempo del Universo”, añadió.

Mas info elpais.com.

Anuncios