Después de ver los manuales:

Manual Manga/Anime ( I ): Introdución, historia y definiciones.

Manual Manga/Anime ( II ): Evolución.

Proseguimos con el siguiente. El que trata la evolución en nuestro pais.

Años 70 : Primero Heidi y Marco, y un par de años después Mazinger Z aparecieron, dado lo escaso de la oferta televisiva de la época en comparación con la actualidad, gran parte de las transmisiones tenían una notable repercusión razón por la que estas series son consideradas por muchos aficionados como el comienzo de la cultura del manga y anime en España.

Años 80: A dichas series le siguieron otras que igualmente causaron un gran impacto en la época como La Batalla de los Planetas (versión americanizada de Science Ninja Team Gatchman) o Candy Candy, pudiendo encontrarse desde los mangas originales editados aquí, hasta versiones propias realizadas por autores locales. Con respecto al manga apenas había títulos para adquirir además de que el comic americano era el reinante casi exclusivo sin contar algunas títulos patrías. Hasta que llegaron los años 90, y con ellos la revolución manga.

Años 90: La primera referencia clara y comprobable fue Akira. Sin embargo, el verdadero boom llegó a través de la televisión, pues coincidieron en el tiempo Los Caballeros del Zodiaco (Saint Seiya);Campeones (también conocida como Óliver y Benji, Captain Tsubasa en el original) y Bola de Dragón (Dragon Ball).

Además, el nacimiento de los canales privados y la necesidad de obtención de mucho material para emitir a bajo precio llevó a la explosión de anime. Por estas fechas vieron la luz en España títulos como Johny y sus amigos (Kimagure Orange Road), Cazador (City Hunter), Bateadores (Touch), Sailor Moon, Ranma y un larguísimo etcétera.

También se dio un curioso evento: La escasísima información que sobre todo lo japonés existía propició el nacimiento y multiplicación de los fanzines de manganime (ya existían fanzines antes, por supuesto, pero nunca una explosión como la de esas fechas) que rápidamente evolucionaron en revistas especializadas.

2000 +: Pero el manga había llegado, y no fue olvidado por los aficionados (en España se ha adoptado el término “otaku” para definir a los que lo son exclusivos de lo japonés, pese a que en Japón esa palabra significa algo bastante peor). A ellos se deben, además de fanzines, webs, portales de internet y similares, los salones, jornadas y eventos en general, que ayudaron a mantener y fomentar el tema y donde los otaku, también llamados a veces “frikis” según su grado de fanatismo, pueden dar rienda suelta a sus pasiones. Así nacieron las versiones españolas de fenómenos como el cosplay (resumiendo, disfrazarte de tus personajes favoritos) o karaoke (algo de sobra conocido).

Ellos mantuvieron vivo el espíritu, hasta que la llegada de las plataformas digitales cambió el panorama, pues el amplio abanico de posibilidades que debían ofrecer los muchos canales digitales facilitó el retorno del anime, lo que en parte animó a canales nacionales a ofrecer de nuevo series, algunas de las cuales además resultaron éxitos rotundos (como por ejemplo La Familia Crece (Marmalade Boy), Reena y Gaudy (Slayers) o El Guerrero Samurai (Rurouni Kenshin)) .

Actualidad: Todo eso propició el que se haya llegado a hechos históricos en el mundo del tebeo español como por ejemplo que el número de mangas japoneses en edición superara al de series norteamericanas, que los eventos relacionados con el manga batan récords de asistencia año tras año (por poner un ejemplo, la edición del 2005 del Salón del Manga de Barcelona contó con más de 58.000 asistentes, y la del 2006 con más de 63.000, según la organización o que incluso de concursos en revistas y eventos hayan empezado a surgir grupos musicales que tienen en la música manga (o japonesa) su fuente de inspiración. El manga ha calado tanto entre ciertos sectores de la sociedad que incluso algunas subculturas urbanas lo utilizan como método de simbología propia. Y a eso se suma la aparición de nuevos canales nacionales, que han querido tener muy presente el manga en sus pantallas, lo que ha propiciado la llegada de series no sólo modernas sino con una cierta fama a sus espaldas antes incluso de su emisión en España (caso de Naruto o Bleach).

Dejo también la web de una persona que puso un resumen títulado Anime en España: mediocridad al poder, sobre los años 80 y 90 de anime en España ( es de 1999 !!!! )

Fuente wikipedia.

Anuncios