Según me hago eco de una curiosisima bitácora que llevo unos 10 meses viendola a diario, o casi a diario, llamada chinochano, (Además el blogger que la lleva es aragonés y trabaja en China, es de las mejores web de españoles que están en el extranjero) en china la pornografia esta prohibida pero es posible comprarla a vendedores callejeros clandestinos. Suelen buscar clientes a la entrada de grandes mercados de ordenadores (quiza por esa fama de que los frikis informáticos practican con frecuencia el pecado de Onan). Venden sobre todo filmes japoneses bastante extraños, y a veces te llevan a lugares escondidísimos para enseñarte la mercancía porno que tienen. Fijaros en como se llama la peli, es muy graciosa como las de Bruce Lee.

Visto en Chinochano.

Anuncios