Desde hace unos años no oigo la famosa frase:” Te lavaré la boca con lejía”, te lo solían decir las abuelas en los pueblos y en la ciudades por lo menos en la zona de Zaragoza, no sé si era extensible a demás lugares de la península o sólo era algo típico de una región o zona. Comento esto por las palabras que que dijó el otro día ( el sábado ) un jugador serbio cuando perdío en un partido de baloncesto en el Europeo de Madrid 2007.

Además creo que este cabernario personaje, debería jugar este año en el equipo de Gasol y Navarro en la NBA. Estas declaraciones le han cosatado 10.000$ pero cobrará 21 millones de dólares en 3 años, osea que es calderilla para él, si pasais de ver el video, más o menos ha dicho:”“Esos tres mierdas”, dijo Milicic completamente fuera de sí, en referencia a los árbitros del encuentro, “esos tres hijos de puta nos robaron. Creen que tienen polla. Subiré y se la meteré a sus madres”, espetó Milicic, que sentenció: “Me la van a chupar cada uno, escribidlo. Se la voy a meter a su madre y si tienen hijas también me las follaré”, terminó el número 2 del draft del 2003.”

La crudeza de las descalificaciones es evidente, pero al parecer la traducción no le ha hecho demasiada justicia. Y es que, según un periodista de su país, no pudieron interpretarle al completo. «Los subtítulos que se han visto por Internet son muy suaves. El serbio tiene una riqueza léxica para los insultos que es intraducible».

Me parece que el castellano no tiene nada que embidiar del serbio en este contexto. Si es que en fiestas e insultos no nos gana nadie, además seguramente el jugador estaría con la adrenalina a tope, eso lo hace uno de aquí sin necesidad de mostar índices altos de ninguna sustancia catalizadora de emotividad. Sino vayan algún campo de futbol un domingo por la tarde.

Leido en 20minutos.

Anuncios