Que reloj más práctico podrán pensar algunos, y que imágen más nitida tiene. Tras el boom cosechado en la década de los 90 con la evolución de relojes digitales, en diseños que nos ofrecían realizar las operaciones de nuestros exámenes de primaria sin ser vistos, u otros que nos permitían cambiar de cadena aunque el mando lo siguiera gobernando otra persona de la casa, ahora nos llega la evolución en forma de reloj que reproduce vídeo.

Tiende a ser el sustituto para los regalos de 1ª comunión, pero no sabemos todavía el precio, lo que puede llevar a echarse atrás a nuestra vecina de dos casa más abajo que nos acabaría regalando una muda.

Dejando las bromas a parte, este reloj tiene una capacidad de 2GB, una pantalla de 1,5″ y puede ser conectado a vuestro PC mediante un cable USB y cierto software que acompaña al producto. Además de vídeo en mp1, mp2, mp3 y WMA, podéis ver imágenes JPEG.

Atrás quedarán los que nos cautivaban tanto…

… pero todo sea por el progreso

Anuncios