Pues Sombras Rojas os ofrece una solución barata y bastante eficaz para rescatar vuestro términal de teléfonia móvil del desastre. Y os preguntaréis: ¿qué me quieren vender en este blog?; pues nosotros nada, pero el producto clave para tal tarea es uno que podéis encontrarlo en cualquier supermercado: Arroz, si, arroz.

Las instrucciones son bien simples:

1 – Preparáis un recipiente con el elemento mencionado

2 – Desmontáis vuestro móvil (carcasa, batería…)

3 – Introducís las piezas en el recipiente

4 – Dejarlo reposar mínimo una noche, para que el arroz empape bien el líquido elemento

El arroz actuará como secante, sin dejar ningún tipo de rastro. Esta solución casera además de para teléfonos móviles puede usarse para otro tipo de aparatos electrónicos.

Aquí tenéis un vídeo ilustrativo

NOTA: Este método será utilizado bajo la responsabilidad de cada uno, en Sombras Rojas no nos hacemos responsables de los resultados de esta alternativa a las costosas reparaciones.

Anuncios